Añublo de la vaina del arroz - Arroz

Arroz

Añublo de la vaina del arroz

Rhizoctonia solani


Resumen

  • Lesiones acuosas ovales de color verde a gris en los pedúnculos.
  • Lesiones irregulares grises a blancas con márgenes de color marrón en hojas y pedúnculos.

Síntomas

Los síntomas iniciales de la enfermedad son la aparición de lesiones en los pedúnculos (vainas) cerca de la línea del agua. Estas lesiones acuosas son ovales, de color gris verdoso y miden de 1 a 3 cm de longitud. Crecen irregularmente y se vuelven de grises a blancas con márgenes de color marrón. A medida que la enfermedad progresa las partes superiores de la planta se infectan. En dichas partes aparecen lesiones de rápido crecimiento y toda la hoja se aclara. Esto puede provocar la muerte de las hojas y de toda la planta. Además se forman pústulas de hongos en la superficie de la planta.

Huéspedes

1 Huéspedes

Detonante

Las condiciones óptimas para el añublo de la vaina del arroz son temperaturas altas entre 28 y 32 °C, altos niveles de nitrógeno como fertilizante y una humedad relativa elevada de entre 85 y 100%. Especialmente durante la temporada de lluvias, el riesgo de contraer la infección y propagar la enfermedad es alto. Las condiciones húmedas y el contacto se incrementan cuando el dosel es muy abundante. El hongo sobrevive en el suelo durante varios años como esclerocio latente. Flota a la superficie cuando los sitios se inundan. Una vez que entra en contacto con una planta de arroz, el hongo ingresa en la vaina foliar y comienza el proceso de infección.

Tratamiento biológico

Desafortunadamente no existe ningún método de control biológico eficaz en este momento.

Tratamiento químico

Opte siempre por un método integral de medidas preventivas con tratamientos biológicos, de ser posible. Para prevenir una infección, use fungicidas de la familia de las estrobilurinas o una combinación de estrobilurina + propiconazol para controlar la enfermedad. Otros tratamientos posibles incluyen propiconazol y trifloxistrobina + tebuconazol, alternando las aplicaciones en spray en intervalos de 15 días.

Medidas preventivas

  • Asegúrese de adquirir semillas sanas y de fuentes certificadas.
  • Use variedades resistentes contra esta enfermedad en caso de haberlas disponibles en su región.
  • Programe una siembra tardía de sus trasplantes de arroz.
  • Disminuya la cantidad de semillas al plantar o deje un mayor espacio de separación entre las plantas.
  • Ponga en práctica un plan de fertilización equilibrado en el sembradío con aplicaciones parcializadas de nitrógeno.
  • Mantenga una densidad óptima del establecimiento del cultivo (siembra directa o trasplante).
  • Mantenga bajo control la maleza hospedera, especialmente en los diques.
  • Asegúrese de drenar adecuadamente el sembradío al comienzo de la temporada para evitar proporciones epidémicas.
  • Destruya los rastrojos y otros residuos de plantas después de la cosecha.