Tizón temprano - Capsicum y chile

Capsicum y chile

Tizón temprano

Alternaria solani

Hongo


Resumen

  • Manchas oscuras con una excrecencia concéntrica y halos amarillos en las hojas.
  • Las hojas se secan y caen.
  • Esto ocurre en menor medida en tallos y frutos.
  • Las frutas pueden comenzar a pudrirse y eventualmente caer.

Síntomas

Los síntomas del tizón temprano se manifiestan en el follaje, el tallo y las frutas más viejos. Aparecen manchas de color gris a marrón en las hojas y crecen gradualmente de forma concéntrica alrededor de un centro claro, siguiendo el característico patrón de una diana (de tiro al blanco). Estas lesiones están rodeadas por un halo amarillo brillante. A medida que la enfermedad avanza, hojas enteras pueden desarrollar clorosis y desprenderse, lo que provoca una defoliación significativa. Cuando las hojas mueren y caen, las frutas se vuelven más vulnerables a sufrir quemaduras solares. En los tallos y las frutas aparece el mismo tipo de manchas con un centro claro. Lego las frutas comienzan a pudrirse y, a veces, se desprenden.

Detonante

Los síntomas son causados por el Alternaria solani, un hongo que sobrevive en los residuos de cultivos los infectados en el suelo o en hospederos alternos. Las semillas o plántulas adquiridas comercialmente también pueden estar contaminadas. Las hojas inferiores a menudo se infectan cuando entran en contacto con tierra contaminada. El desarrollo de la enfermedad se ve favorecido cuando la temperatura es cálida (24 a 29 °C) y la humedad es elevada (90%). Cuando se registran periodos húmedos prolongados (o un clima que alterna entre seco y húmedo) se incrementa la producción de esporas, las cuales pueden propagarse por medio del viento, el agua de lluvia que salpica o la del riego por aspersión. Los tubérculos cosechados mientras están verdes o en condiciones húmedas son particularmente susceptibles a padecer infecciones. A menudo la enfermedad aparece después de un período de fuertes lluvias y es particularmente perjudicial en áreas tropicales y subtropicales.

Tratamiento biológico

Los pequeños agricultores pueden tratar las plantas infectadas con piedra caliza de algas, una mezcla de leche descremada y agua (1: 1) o harina de roca. También es útil aplicar una solución de 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio y emulsión de pescado disuelta en 4 litros de agua. También se obtienen buenos resultados al aplicar productos a base de Bacillus subtilis o fungicidas a base de cobre que estén registrados como orgánicos.

Tratamiento químico

Opte siempre por un método integral de medidas preventivas con tratamientos biológicos, de ser posible. Existen numerosos fungicidas en el mercado para controlar el tizón temprano. Se pueden usar fungicidas a base de azoxistrobina, piraclostrobina, difenoconazol, boscalida, clorotalonil, fenamidona, maneb, mancozeb, trifloxistrobina y ziram, o combinaciones de estos. Se recomienda rotar los diferentes compuestos químicos. Aplique los tratamientos de manera oportuna, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas. Revise cuidadosamente el intervalo de precosecha en el que puede cosechar de forma segura después de aplicar estos productos.

Medidas preventivas

  • Utilice semillas o trasplantes certificados y libres de patógenos.
  • Busque variedades que sean resistentes a la enfermedad.
  • Plante o trasplante en canteros elevados para mejorar el drenaje.
  • Oriente las hileras en la dirección de los vientos principales y evite las áreas sombreadas.
  • Deje espacio entre las plantas al sembrarlas para permitir que el dosel se seque rápidamente después de la lluvia o el riego.
  • Coloque mantillo en el suelo para evitar que las plantas toquen el suelo.
  • Revise los sembradíos para detectar signos de la enfermedad, especialmente cuando el clima es húmedo.
  • Quite las hojas de la parte baja que estén demasiado cerca del suelo.
  • Quite las hojas que muestran síntomas y destrúyalas.
  • Conserve la salud y la resistencia de sus plantas proporcionando una nutrición adecuada.
  • Use estacas para mantener las plantas en posición vertical.
  • Use un sistema de riego por goteo para minimizar la humedad en las hojas.
  • Riegue las plantas por la mañana para que se sequen durante el día.
  • Mantenga bajo control las malezas susceptibles en el sembradío y los alrededores.
  • Evite trabajar en los sembradíos cuando las plantas están mojadas.
  • Después de la cosecha, retire los residuos vegetales y quémelos (no los use como compost).
  • Alternativamente, entierre los residuos con el arado (a más de 45 cm).
  • Programe una rotación de cultivos de 2 o 3 años con cultivos no susceptibles.
  • Almacene los tubérculos a temperaturas frescas y en sitios bien ventilados.