Mancha bacteriana del tomate - Tomate

Tomate

Mancha bacteriana del tomate

Xanthomonas spp. & Pseudomonas syringae pv. tomato


Resumen

  • Pequeñas lesiones de color amarillo verdoso en las hojas jóvenes.
  • Hojas deformadas y torcidas.
  • Lesiones oscuras y acuosas con un halo amarillo en las frutas y el follaje más viejos.

Síntomas

Estas bacterias atacan el follaje, los tallos y los frutos de los tomates. Los primeros síntomas son lesiones pequeñas de color amarillo verdoso en las hojas jóvenes, que generalmente están deformadas y torcidas. En el follaje más viejo las lesiones quedan delimitadas por las venas, lo que les otorga un aspecto angular con el paso del tiempo. Primero son de color verde oscuro, de apariencia grasosa y, a menudo, están rodeadas por un halo amarillo. Por lo general son más numerosas en los márgenes o las puntas de las hojas. En condiciones óptimas se agrandan rápidamente a un tamaño de 0.25 hasta 0.5 cm de ancho y adquieren un tono tostado a rojo pardusco. Finalmente los centros de las manchas se secan y se desintegran, por lo que quedan orificios tipo perdigonada. Las manchas en los frutos (hasta 0.5 cm) comienzan como áreas acuosas de color verde pálido y con un halo amarillo, y finalmente se vuelven ásperas y de color café con costras.

Huéspedes

1 Huéspedes

Detonante

La mancha bacteriana es causada por varias especies de bacterias del género Xanthomonas. Está diseminada por todo el mundo y es una de las enfermedades más devastadoras de los tomates cultivados en ambientes cálidos y húmedos. El patógeno puede sobrevivir en el interior o el exterior de las semillas, en restos de plantas y en malas hierbas específicas. Tiene un período de supervivencia muy limitado en el suelo, de días a semanas. En condiciones óptimas, se propaga a las plantas sanas a través del agua de lluvia o del riego por aspersión. Entra en los tejidos de la planta a través de los poros y las heridas de las hojas. Las temperaturas óptimas oscilan entre 25 y 30 °C. Una vez que el cultivo está infectado la enfermedad es muy difícil de controlar y puede ocasionar la pérdida total del cultivo.

Tratamiento biológico

Es muy difícil y costoso controlar la mancha bacteriana. Si la enfermedad ocurre a principios de la estación, considere destruir la cosecha entera. Los bactericidas que contienen cobre brindan una cubierta protectora para el follaje y la fruta. Existen a la venta algunos virus bacterianos (bacteriófagos) que matan específicamente las bacterias. Para reducir la incidencia de la enfermedad puede ser útil sumergir las semillas durante un minuto en hipoclorito de sodio al 1.3% o en agua caliente (50 °C) durante 25 minutos.

Tratamiento químico

Opte siempre por un método integral de medidas preventivas con tratamientos biológicos, de ser posible. Como medida de protección y control parcial de la enfermedad puede usar bactericidas con contenido de cobre. Aplique tras observar los primeros signos de la enfermedad y luego en intervalos de 10 a 14 días cuando prevalezcan condiciones de humedad y calor. Dado que es común que se desarrolle resistencia al cobre, también se recomienda emplear una combinación de mancozeb con un bactericida a base de cobre.

Medidas preventivas

  • Plante semillas libres de enfermedades, de ser posible de una fuente certificada.
  • Use variedades resistentes si las hay disponibles en su región.
  • Inspeccione el sembradío regularmente y en particular durante los días nublados.
  • Quite y queme cualquier plántula con manchas en las hojas.
  • Remueva la maleza del sembradío y los alrededores.
  • Utilice mantillos para evitar la contaminación del suelo hacia las plantas.
  • Limpie sus herramientas y equipo.
  • Evite el riego por aspersión y trabajar en los sembradíos cuando el follaje está mojado.
  • Entierre profundamente los restos de plantas con el arado después de la cosecha o también puede retirar los restos de plantas y dejar el suelo inactivo durante algunas semanas o un mes (solarización).
  • Planifique una rotación de los cultivos cada 2 o 3 años con cultivos no susceptibles.