Oídio

  • Síntomas

  • Detonante

  • Tratamiento biológico

  • Tratamiento químico

  • Medidas preventivas

Oídio

Erysiphaceae

Hongo


Resumen

  • Cubierta harinosa en las hojas que se puede limpiar.

Huéspedes:

Manzana

Pera

Frambuesa

Frijoles

Berenjena

Cereza

Albaricoque

Ciruela

Durazno

Chícharo

Pepino

Calabaza

Calabacín

Tomate

Lechuga

Papa

Garbanzo

Gandú

Garbanzo

Algodón

Otros

Maíz

Limón

Melón

Lenteja

Ornamental

Síntomas

Al inicio aparecen manchas amarillas en la parte superior de las hojas. En una etapa posterior de la enfermedad, aparece una cubierta blanquecina o grisácea, de aspecto harinoso sobre las hojas y se extiende posteriormente sobre tallos y frutas. El hongo extrae nutrientes de la planta y el crecimineto fúngico en las hojas impide la fotosíntesis, lo que resulta en un crecimiento atrofiado de la planta. A medida que la enfermedad progresa, las partes infectadas se marchitan, las hojas se caen y las plantas pueden morir. A diferencia del mildiu, el oídio se puede controlar hasta cierto punto.

Detonante

Las esporas de los hongos invernan dentro de los brotes de las hojas y otros desechos de las plantas. El viento, el agua y los insectos transmiten las esporas a las plantas cercanas. El oídio, aunque es un hongo, puede desarrollarse normalmente en condiciones secas. Sobrevive a temperaturas entre 10-12 ° C, pero las condiciones óptimas se hallan alrededor de los 30 ° C. A diferencia del mildiu, las pequeñas cantidades de lluvia y el rocío de la mañana aceleran la propagación del oídio.

Tratamiento biológico

Para los jardines, las soluciones de agua con leche parecen funcionar como fungicida natural. Aplique esta solución a las hojas cada segundo día. Este remedio doméstico funciona especialmente bien con cucurbitáceas (pepino, calabacín, calabaza) y bayas. Los tipos de oídio difieren según el planta anfitrión, y esta solución puede no ser eficaz para cada tipo. Si no se observa una mejoría, pruebe las soluciones de ajo o bicarbonato de sodio. Existen tratamientos biológicos comerciales también disponibles.

Tratamiento químico

Considere siempre un enfoque que integre medidas preventivas junto con tratamientos biológicos si están disponibles. Dado que del número de cultivos que son susceptibles al oídio es variado, es difícil recomendar algún tratamiento químico particular. Los fungicidas a base de azufre humectable, triflumizol, o myclobutanil parecen controlar el crecimiento del hongo en algunos cultivos.

Medidas preventivas

  • Use variedades resistentes o tolerantes a esta enfermedad.
  • Plante los cultivos con espacio suficiente para permitir una buena ventilación.
  • Retire las hojas infectadas cuando aparezcan las primeras manchas.
  • No toque las plantas sanas después de haber tocado plantas infectadas.
  • Una capa gruesa de mantillo puede prevenir la dispersión de las esporas del suelo a las hojas.
  • En algunos casos, la rotación de cultivos funciona.
  • Fertilizar con un suministro equilibrado de nutrientes.
  • Evite cambios extremos de temperatura.
  • Are o elimine los residuos vegetales después de la cosecha.